Diez años: Lo bueno lo malo y lo feo.

“De vez en cuando hay que hacer una pausa, Contemplarse a sí mismo sin
la fruición cotidiana. Examinar el pasado rubro por rubro, etapa por etapa, baldosa por baldosa , y no callarse las mentiras sino cantarse
las verdades”

(M.Benedetti)

 buenomalofeo.jpg

 

Tengo que aceptar que me resultó muy complicado escribir la nota de la página principal titulada “Gayecuador celebra sus diez años“. Sucinta, fría, formal como debe ser una nota de un titular y reducida a cifras y fechas. Creo que es necesario aprovechar estos diez años para hacer un resumen con una visión más personal.

Yo empecé en 1996 a chatear en IRC en las salas #gayespaña, #gay y #gaygifs que es donde empiezan en realidad las primeras conversaciones homoeróticas de mi vida. Un comienzo tardío y tímido que tengo que resolver a finales del año siguiente cuando a quienes frecuentábamos
la sala #gayecuador en dalnet se nos podía contar con los dedos de as manos. Una sala sin dueño, sin castas, sin grupos a la que “por si acaso” y sin ninguna aspiración concreta más allá de la curiosidad tecnológica, registré oficialmente el 31 de diciembre de 1997. Y de repente me vi en el centro de esta sala que convocaba a los dos grupos: los curiosos y los que ya habían vivido, disfrutado y hasta sufrido lo que la experiencia gay te obliga a pasar. Yo era del primer grupo y precipito entonces mi primer encuentro erótico, una torpeza monumental, un hielo, una piedra en la cama que hace que me centre durante mucho tiempo en disfrutar de socializar con mis primeros amigos homosexuales.

 

Desde entonces la red ha tenido une evolución asombrosa. Desde las simples páginas estáticas , pasando por el hito que marcaron las animaciones flash hasta llegar a lo que se conoce como web 2.0 y ya se habla de una web 3.0 o la web semántica. Para los gays, la red ha tenido un impacto más significativo que para otros grupos por garantizar en cierta forma el anonimato, entre otras cosas.
Conozco personalmente a quienes manejan gaychile.com, gayperu.com y gaycostarica.com y hace tiempo conducen sus portales como empresas propias. El mercado les da para eso e incluso para competir con otros sitios de calidad. Sin embargo en Ecuador, no ha habido una proliferación de sitios web de naturaleza GLBT, incluso algunas organizaciones aún no están presentes formalmente en la red y eso tiene relación con que el país aún se mantiene en los últimos lugares del desarrollo tecnológico en Latinoamérica.

Lo Bueno
-La experiencia es un rubro siempre a nuestro favor. Aún cuando hayan sido dolorosas algunas, el hecho de enfrentarse con la realidad y conocer la naturaleza de las personas, es lo más importante y gayecuador, mi barco hacia la realidad, mi única salida a un mundo que me era inaccesible, me dio la posibilidad de conocer personas: Buenas, entrañables, limitadas, brillantes, alegres, soberbias, creativas, adorables, peligrosas y de todos los caracteres y colores posibles.

– Mis amigos. Los veo poco sí pero nos respetamos y al menos yo disfruto aún cuando los vuelvo a encontrar. Xavier (Liberthino), ahora en Buenos Aires es el más antiguo, y era el de las conversaciones filosóficas y frescas de esos primeros meses de esta historia . Como no mencionar a Max y también al noble Armando que con el alegre Iván me hicieron creer en la viabilidad de la pareja homosexual, los locos y artistas geniales Gabriel y Thomás que ya no están en el país al igual que Omar y el fugaz José Eduardo y por supuesto el gran Pablo, compañía suprema, respaldo generoso e incondicional en este trayecto.

– El apoyo: De todos los chicos que entusiastas hicieron alguna vez de la sala del chat un espacio muy especial. La lista es larga pero ellos saben quienes son, comenzando con El Lobo y su fidelidad digna de la estirpe de su nickname, lo mismo puedo decir de Alejandro y pasando una gran lista desde el que apuntaba a los invitados a las fiestas hasta el que tomaba el micrófono para animar. Desde el que se excedía sin mala intención en el control del grupo hasta el que realizaba las
proyecciones en las fiestas. Muy importante fue el apoyo de Famivida por haberme respaldado en la crítica situación que enfrentó este portal hace casi dos años. Punto aparte son mis columnistas, quienes con su aporte soportan con toda libertad y desinterés la parte editorial del sitio y algunos de ellos sin habernos visto en persona alguna vez.

-Las imitaciones: Puede parecer irónico que lo ponga aquí pero para mí las imitaciones han sido siempre un velado homenaje a la excelencia. No voy a particularizar ningún caso pero reitero en que ha sido bueno en cierto modo porque hace que se diversifique el tema y sobre todo ha servido para motivarme a superarme siempre.

Lo Malo

-El no haber podido hacer el portal con el respaldo de un grupo de trabajo. ¿Es malo eso? Sí, aunque en la práctica hasta ahora su resultado haya sido positivo porque seguramente con las situaciones que me ha tocado vivir, si gayecuador (me refiero al web) lo hubiera administrado con un grupo, seguramente hoy no estaría en línea. Y es malo también porque a lo mejor el contenido tiene algún sesgo personal y no la pluralidad de algo parecido a un consejo editorial aunque trato como el que más de mantenerme imparcial con respecto a los escritos de quienes publican de manera desinteresada sus artículos. Y esto se pudiera convertir en “lo peor” porque si me canso o me sucede
algo, esto se acaba.

-El haber homologado el closet tradicional con la indiferencia
cibernauta. Me explico: el hecho que gayecuador.com haya acumulado durante los últimos años casi diez mil usuarios registrados ( aproximadamente un setenta y cinco por ciento de ellos viviendo en Ecuador) y que la acogida a eventos relacionados con el activismo, ya sean foros o manifestaciones públicas sea escasa, sirve para demostrar que el desinterés por estas cuestiones sigue vigente.

-Los gringos le dicen “outing” al proceso de salir del closet. No sé que palabra hayan inventado para algo que es muy común y que representa el proceso inverso: el regresarse, el apartarse un poco del mundillo gay, en mi caso un poco herido, un poco fortalecido por los intentos de escarnio de quienes se pertenecen a un grupo al cual de cierta manera he intentado reivindicar con mi trabajo. A veces no logro cuantificar con exactitud la enorme diferencia que hay entre el que fui hace diez años y veía a la ventana de gayecuador con la emoción intensa de sentir y buscar compañía con el que soy ahora que la trabaja en la soledad de las noches y las tardes de los fines de semana.

Lo feo

-A lo mejor algo de influencia existe de la propuesta del año 2000 cuando di paso a que se realicen publicaciones periódicas en la pequeña web de ese entonces bajo en seudónimo de “arpía”. Lo retiramos a tiempo, el asunto era farándula muy local y el tono no era excesivo ni denigrante o vulgar pero a lo mejor fue fuente de una equivocada inspiración para lo que se dio en el futuro en otros sitios ajenos a éste: las vergonzantes páginas de chismes que servían para saciar sed de venganza, envidias, celos o desfogue a ciertos desajustes mentales. No sé si persiste la tendencia pero creo que es lo más feo que he podido ver en estos diez años. Es triste aceptar que hace diez años la ley dejó de perseguir a los homosexuales pero con la facilidad
del Internet ahora no es de la ley que debemos cuidarnos sino de otros homosexuales.

– Las dos veces que tuve una entrevista, en el diario El Universo y en la revista Vanguardia respectivamente, se me preguntó si alguna vez recibí algún tipo de amenaza homofóbica. Dije que no, porque es verdad que no he recibido amenazas como las que recibieron en la web quitogay hace muchos años. Lo feo y que duele y avergüenza a la vez es que quienes me han amenazado por Internet han sido los mismos homosexuales.

Por suerte, en el balance lo bueno es infinitamente superior a lo malo y lo feo, por eso me mantengo y porque creo que cada uno desde lo que mejor sabe hacer puede contribuir en algo que pueda ser de alguna utilidad a otros en particular y principalmente como colectivo. Seguramente me he equivocado en algunas cosas, por confiado unas veces, por desconfiado o por temor y descuido en otras pero tengo la
tranquilidad de decir que jamás por mala fe y solo aspiro que lo que he creado perdure, no para que se recuerde mi nombre sino para que lo que inspire y aliente a otros no sea exclusivamente la trillada frase del orgullo gay sino que las cosas realizadas con esfuerzo, constancia y corazón puede abrir nuevos y satisfactorios caminos para otros.

Gracias

~ por gayecuador en diciembre 2, 2007.

3 comentarios to “Diez años: Lo bueno lo malo y lo feo.”

  1. Lamento mucho que esta felicitación llegue tan tarde, pero me alegra enormemente que sigas de pie, felicitaciones por esos diez años, mantengamos la fé que las cosas mejorarán y mas que nada motivemos al resto a dar ese paso tan dificil que es la visibilización.

  2. gracias por tu mensaje , nunca es tarde cuando es oportuno. Justo hoy estoy con tremendos problemas tecnicos en la web y tus palabras me dan el empujoncito que necesito para no desmayar.
    Saludos cordiales
    Bohemio

  3. te gusta mucho pene rcio

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: